Falta de motivación en las inadmisiones del TEDH.

5.0
03

¿Se imaginan que un juez pudiera decidir si usted gana un caso o lo pierde, sin revelar el por qué de su decisión?

 Obviamente, en cualquier país con una mínima cultura jurídica, ello no pasaría.

En Europa, cuando un juez no explica suficientemente los razonamientos por los que, por ejemplo, condena a una persona, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, puede declarar que dicha condena viola el derecho un proceso equitativo por ser lo que se conoce como “arbitraria”, en la medida en que un juez debe revelar las razones y proceso lógico jurídico que le lleva a tomar una decisión.

 Pues bien, ¿saben quién viene cometiendo esta violación sistemáticamente? Pues el propio Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

 Increíble pero cierto.

Por supuesto, en caso de obtener una sentencia sí que recibirá explicaciones de por qué gana o pierde el asunto.

También podríamos decir lo mismo del Tribunal Constitucional español, que también utiliza plantillas estereotipadas para rechazar las demandas de amparo que le llegan.

Desde luego parece raro que los dos tribunales de máximas garantías, cometan estas violaciones sistemáticas de derechos…

En el 2017 nos hicieron creer que todo esto iba a cambiar.

Se anunció por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que ello iba a dejar de ser así, y que empezaríamos a recibir resoluciones motivadas. Sin embargo, los nuevos formularios de inadmisión, si bien es cierto que argumentan algo, entendemos que sigue siendo insuficientes.

Descargue el formulario y valórelo por usted mismo, haciendo click aquí.

En todo caso, puede ser que antes de esta inadmisión usted reciba unas pegatinas con el número de procedimiento que le han asignado para realizar futuras comunicaciones. Aunque es buena señal que no le hayan inadmitido, tampoco quiere ello decir que ha superado el trámite de admisión, y aun ha de esperar resolución en tal sentido. Adjuntamos un formulario de comunicado con pegatinas y número de procedimiento.


Consecuencias de la falta de motivación de las inadmisiones

Como abogados, esta falta de explicación de por qué se inadmite un caso conlleva situaciones difíciles:

a.- Por un lado no tendremos posibilidad de explicarle a los clientes el motivo por el que no se ha ganado su asunto.

En este sentido recomendamos que a los clientes se les informe de esto antes de contratarnos, a fin de que puedan libremente decidir si invierten dinero en un Tribunal que tiene un porcentaje tan alto de inadmisiones, siendo además estas no motivadas. Y conviene también dejar constancia de esta información en la hoja de encargo que se firme.

Pero ciertamente es incómodo no saber a ciencia cierta el motivo de inadmisión, para poder contestar al ciente a la pregunta: ¿Por qué han inadmitido la demanda?….

b.- Dificultad en el aprendizaje:

Obviamente si cuando presentamos una demanda, las inadmisiones nos revelasen las carencias o errores de planteamiento en que hubiésemos incurrido, podríamos mejorar nuestro trabajo.

Por otro lado, si el TEDH está desbordado de trabajo, una manera de reducir el número de demandas futuras sería la de fundamentar sus inadmisiones. De esta forma, los abogados estarían mejor preparados y seguro que ellos mismos filtrarían aquellos casos que no tienen opciones de éxito de una manera más eficaz.