Sobre la prohibición de discriminación y las razones étnicas.

En este caso se trataba de determinar si el hecho de que la policía impida el paso por la frontera a una persona de origen chechenio cae dentro de la prohibición de discriminación contenido en el art. 14 CEDH, siendo la respuesta del Tribunal afirmativa dado que el Gobierno ruso no acreditó razones que hiciesen pensar lo contrario.

Es más, existen prueban que verifican el trato discriminatorio por razón de etnia: “54 (…) el Tribunal señala que el oficial superior de la policía de Kabardino-Balkaria ordenó a los agentes de la policía de tráfico no admitir a “chechenos”.

Como, según lo que dice el Gobierno, el origen étnico de una persona no está indicado en los documentos de identidad rusos, la orden impedía el paso no sólo a las personas que realmente eran de origen étnico checheno, sino también a aquellas que simplemente eran percibidas como pertenecientes a dicho grupo étnico. No se ha afirmado que representantes de otros grupos étnicos estuvieran sujetos a restricciones similares.

El TEDH

En opinión del Tribunal, esto representa una clara desigualdad de trato en el goce del derecho a la libertad de circulación debido al origen étnico de la persona. Un trato diferente a las personas en situaciones importantes similares sin un objetivo y justificación razonable, constituye una discriminación. Una discriminación debido a la etnicidad real o percibida de una persona es una forma de discriminación racial (véanse las definiciones adoptadas por las Naciones Unidas y la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia, apartados 33 y 34 supra). 

Por todo ello las autoridades deben utilizar todos los medios de que disponen para combatir el racismo, reforzando la visión de democracia de una sociedad en la que la diversidad no sea percibida como una amenaza sino como una fuente de enriquecimiento (véase Nachova y otros, ap. 145). 57 Una vez que el demandante ha demostrado que hubo diferencia de trato, es el Gobierno demandado el que debe demostrar que la diferencia de trato podía estar justificada (véase, por ejemplo, Chassagnou, aps. 91-92).

El Tribunal ya ha establecido que la alegación del Gobierno de que el demandante intentó conseguir un trato de preferencia no la sostienen los hechos del caso. Por lo tanto, el demandante estaba en la misma situación que otras personas que deseaban cruzar la frontera administrativa de Kabardino-Balkaria.

El Gobierno no ha ofrecido ninguna otra justificación para la diferencia de trato entre personas de origen étnico checheno y personas de otro origen étnico en el goce de su derecho a la libertad de circulación. En cualquier caso, el Tribunal considera que una diferencia de trato basada exclusivamente o de manera decisiva en el origen étnico de una persona no puede estar objetivamente justificada en una sociedad democrática contemporánea construida sobre los principios del pluralismo y del respeto a las diferentes culturas”. 

No olvide dejar sus comentarios más abajo.

Si le gustó el artículo, apóyenos compartiéndolo en redes sociales: