Demanda anónima ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Demanda anónima ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En ocasiones, nuestros clientes interesan actuar contra España sin revelar su identidad por temor cierto sobre sus familias, bienes o su propia persona. Son múltiples las razones por las que sienten dicha amenaza, y con ello, su deseo de interponer una demanda anónima contra el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Veamos cómo se puede abordar este tema:

Artículo 35 del Convenio de Roma § 2 a) – Condiciones de admisibilidad 

2. El Tribunal no admitirá ninguna demanda individual presentada en aplicación del artículo 34, cuando:  a) sea anónima; (…)

La demanda anónima según el artículo 35.2 del Convenio es para distinguir de la cuestión de la no divulgación de la identidad de un demandante en derogación de la regla normal de publicidad del procedimiento ante el Tribunal y de la cuestión de la confidencialidad ante el Tribunal (cf. Los artículos 33 y 47.3 del reglamento del Tribunal y las instrucciones prácticas del anexo).

1. Carácter anónimo de una demanda 

Una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos es considerada anónima cuando del expediente del asunto no se deduzca elemento alguno que permita al Tribunal identificar al demandante: «Blondje» c. Pays-Bas (déc.). Ninguno de los formularios y documentos sometidos contiene mención del nombre, solamente una referencia al alias, y el poder al representante está firmado con una “X”: la identidad del demandante no consta.

Ha sido considerada como anónima una demanda presentada por una asociación en nombre de personas no identificadas, cuando la asociación no se consideraba ella misma víctima sino que se quejaba de una violación del derecho al respeto de la vida privada de esos particulares no identificados, que han de considerarse demandantes a los que representa la asociación: Confédération dse Syndicats médicaux françaiss y la Fédération nationale des infirmiers c. France (dec.).

2. Carácter no anónimo de una demanda 

No es anónimo un formulario de demanda no firmado que contiene todos los detalles personales suficientes para resolver cualquier duda sobre la identidad del demandante, seguido de una correspondencia debidamente firmada por el representante del demandante: Kouznetsova c. Russie* (dec.).

Demanda presentada indicando nombres ficticios: individuos que utilizan seudónimos y explican al Tribunal que el contexto de un conflicto armado les obligaba a no descubrir sus verdaderos nombres con el fin de proteger a las familias y allegados. Considerando que «detrás de las tácticas de ocultación de las verdaderas identidades por razones que se pueden comprender, se encuentran personas reales, concretas e identificables por un número suficiente de indicios, distintos de sus nombres (…)» y «la existencia de un vínculo bastante estrecho entre los demandantes y los acontecimientos en cuestión», el Tribunal no estimó que la demanda fuera anónima: Chamaïev et autres c. Georgia y Russie (dec.). Véase también Chamaïev et autres c. Georgia y Russie, § 275. 

Una demanda presentada por un órgano eclesiástico o una asociación con fines religioso y filosófico de la que no se revela la identidad de sus miembros, no es rechazable como anónima (artículos 9, 10 y 11 del Convenio):Omkarananda y le Divine Light Zentrum c. Suisse (dec.). 

Obviamente es muy útil utilizar seudónimos para estos clientes, si bien hay que ser meticuloso, y dar garantía al Tribunal de la realidad del temor, así como de la realidad de la condición de víctima del cliente. De otra forma, muchas personas amenazadas jamás se atreverían a exponer ante el Tribunal la situación en que ser encuentran.

Dejar un Comentario